El Palacio en 360 º

El Salón azul y el repostero-retablo de S. Jorge