Visitas y Audiencias Reales

RMCZ / La Corona de España / Visitas y Audiencias / Audiencia Juan Carlos I

Audiencia de S.M. el Rey Juan Carlos I a las Reales Maestranzas

- 2 de febrero de 1982 -

A las dos de la tarde del día dos de febrero de mil novecientos ochenta y dos, Su Majestad el Rey Don Juan Carlos I acompañado de su Augusto Padre, -nuestro Hermano Mayor, el Conde de Barcelona- y en su unión, recibió en Audiencia a los siguientes Caballeros Maestrantes:

RMCR

Real Maestranza de Ronda

Señor Don Mariano Gómez de las Cortinas y Andrada-Vanderwilde, Teniente de de Hermano Mayor
Señor Don Alejandro Albarracín y Linares
Señor Don Antonio Albarracín y Atienza.
Señor Don Rafael Atienza y Medina, Marqués de Salvatierra
Señor Don Francisco de Hoces y Cubas, Duque de Honachuelos
Señor Don F. Javier Linares y Albarracín

RMCS

Real Maestranza de Sevilla

Señor Don Alfonso Guajardo-Fajardo y Albarracín, Teniente de Hermano Mayor
Señor Conde de Peñaflor de Argamasilla
Señor Marqués de Caltójar
Señor Marqués de Rivas de Jarama
Señor Duque de Osuna
Señor Marqués de Valencina.

RMCG

Real Maestranza de Granada

Señor Don Juan Manuel Dávila Ponce de León y Blanes, Teniente de Hermano Mayor
Señor Duque de Gor
Señor Don Alfonso Andrada-Vanderwilde y de Barraute
Señor Marqués de Villablanca
Señor Don Luis  Dávila Ponce de León y Coello de Portugal
Señor Don José María Henríquez de Luna y Baillo.

RMCV

Real Maestranza de Valencia

Señor Barón de Almiserat, Teniente de Hermano Mayor
Señor Conde de la Conquista
Señor Don Antonio Gómez de Barreda
Señor Don José Vicente Corbí y Del Portillo
Señor Vizconde de Miranda
Señor Marqués de Villarreal de Alava.

Logo RMCZ

Real Maestranza de Zaragoza

Señor Don Antonio María de Arnedo y Monguilán, en representación del Teniente de Hermano Mayor
Señor Don Fernando Jordán de Uríes y Azara
Señor Don Fernando María de Arnedo y Monguilán
Señor Don Mariano Caro y Frías Salazar
Señor Don Arturo Guillén y Lasierra
Señor Don Alfonso Barón y Rivero.
Señor Don José María Ruiz de Bucesta.

Su Alteza Real como Hermano Mayor de las Reales Maestranzas, pronunció unas palabras en las que vino a decir:

Señor: estamos aquí reunidas las cinco Maestranzas de Caballería. Las presido por deseo de Su Majestad. Vienen a ofreceros homenaje de lealtad. Las Maestranzas, ya desde el siglo XVI, han demostrado fidelidad y lealtad a la Corona. Antes daban muestras de ello conforme a los tiempos que se vivían y en las formas entonces a la usanza; hoy que han cambiado las circunstancias, cada una dentro de sus posibilidades económicas, se proyectan en actividades culturales y sociales; de esta forma también demuestran su apoyo y lealtad a la Corona. Hemos acordado reunirnos todos los años para cambiar impresiones e incluso para trabajar de manera que estas Corporaciones sigan prestando servicio como hasta ahora lo han venido haciendo, siempre al servicio de la Patria.

A continuación, nuestro Hermano Mayor, Su Alteza Real el Conde de Barcelona, dió la palabra al Teniente de Hermano Mayor de la Maestranza de Ronda, el Señor Don Mariano Gómez de las Cortinas y Andrada Vanderwilde, quien pronunció estas palabras:

“Señor: de nuevo venimos unidas las Reales Maestranzas de. Caballería de Ronda, Sevilla, Granada, Valencia y Zaragoza a comparecer ante Vuestra Majestad. Esta vez el motivo es ofreceros esta Placa en la que están recogidos los escudos y las veneras de nuestros Cuerpos. En ellos están representados los ideales y objetivos que fueron, son y serán su razón de ser.

En primer lugar la defensa de nuestra Religión dignísimamente representada por la Santísima Virgen María, cuyo Dogma Concepcionista jurábamos defender aun antes de ser proclamado de fe por la Santa Madre Iglesia. En segundo lugar, la defensa de la Unidad, Grandeza y Libertad de España, simbolizadas por el caballo, colaborador imprescindible otrora para conseguirlo y en el manejo del cual debíamos ser Maestrantes, esto es maestros y todo ello dentro de la obediencia y defensa de la Monarquía, simbolizada por la Corona Real.

Siempre nos es motivo grato comparecer ante Vuestra Majestad, pero en esta ocasión lo es mucho más, pues venimos presididos y bajo el mando de nuestro Hermano Mayor, vuestro Augusto Padre, del que nos costa el cariño muchas veces manifestado, que profesa a estas Reales maestranzas.

Os ruego, pues, os dignéis recibir esta placa y que cuando os la coloquéis sobre el pecho, recordéis que nosotros Maestrantes, estamos siempre dispuestos a defender, con nuestra sangre si fuese preciso, como hicieron nuestros predecesores en muchas ocasiones, el que siempre fué nuestro ideario: Dios, la Patria y el Rey”.

Su Majestad el Rey en sentidas frases puso de manifiesto su disposición para con las Maestranzas, a las que se siente unido -dijo- por la tradición de la Corona y porque además las Preside su Padre. Agradeció la entrega de la Placa y manifestó que aparte de que en cuanto tuviera ocasión la luciría, en su pecho, siempre tendría a lo que representa junto a su corazón. A continuación, Su Majestad y Su Alteza Real el Conde de Barcelona, estuvieron departiendo con los Caballeros allí presente, e interesándose por las cuestiones propias de las Corporaciones.